viernes, 2 de enero de 2015

Los locos celestes


Me río de la debilidad de este sesentón,
todavía enamorado de los pinos
y  de las cimas de las montañas
y de su gusto por errar
por caminos solitarios.

¡Cómo añoro los años pasados!

Como navío a la deriva
he dejado correr mi vida.

Shih Té

Shih té, el compañero de Han Shan, “los dos locos celestes”, ambos dicípulos de Feng Kan , que enseñaba un zen muy puro, es célebre esta imagen de ambos riéndose.

3 comentarios:

  1. El club de los Locos celestes.
    Un abrazo para tod@s y Feliz año!

    ResponderEliminar
  2. Me parece que la risa es el certificado de la locura celeste.

    Feliz Año, que lo está siendo ya :)

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias,
    al final dudaba ne la traducción entre locos
    celestes
    o divinos...me pudo el azul.

    Feliz año también pra vosotros.

    ant.

    ResponderEliminar