domingo, 18 de marzo de 2012

Ryokan y el peluquero, La mariposa y la flor.

Ryokan de Jean Claude Reikai


Tras las nieves del invierno, Ryokan baja al pueblo a cortarse el pelo.

El peluquero le hace una serie de trasquilones y le dice: “Si quieres que te lo iguale me tienes que hacer una caligrafía del Hannya Shingyo como amuleto de buena suerte”.

Ryokan le escribió la caligrafía y el peluquero le igualó el pelo. El peluquero, satisfecho, exhibió en su peluquería la caligrafía con los caracteres propios de Ryokan tan valorados hoy en día.

Acertó a entrar en esa peluquería una persona letrada, culta, versada en el arte de la escritura y en los amuletos de la buena suerte e interrogó al peluquero sobre la finalidad de exponer dicha caligrafía.

 El peluquero le informó que su autor era una persona importante y un reputado calígrafo; además, versado en el Hannya Shingyo y una persona de gran poder y que esa caligrafía atraería buena suerte y la prosperidad a su negocio.

- Pero, esa caligrafía, le contestó el letrado, no surtirá efecto, le falta un caracter.

Cierto tiempo después, acertó a pasar Ryokan por delante de la peluquería, el peluquero le dijo:

   -Ryokan, a la caligrafía que hiciste le falta un kanji, ¡me has engañado!

-No, le respondió Ryokan, tú tratabas de engañarme a mí dejándome el pelo sin terminar de cortar y te hice la caligrafía con un carácter menos; sin embargo, a la señora que vende pasteles de arroz y que siempre me da uno de más, le he hecho una caligrafía con un kanji de más.

***

La flor invita a la mariposa
sin intención.

La mariposa visita  la flor sin intención.

La flor se abre, la mariposa viene,
la mariposa llega, la flor se abre.

No conozco a los otros.
Los otros no me conocen.

Sin conocernos seguimos el curso de la naturaleza.

jueves, 15 de marzo de 2012

Ryokan y Teishin III, Poemas intercambiados


III

Con la conversación animada bajo la hermosa luna, se nos hizo tarde en la noche

5
En medio del cielo
la límpida luna de otoño.

¡Qué frío
por las mangas
de mi kimono!

Ryokan


La luna de otoño, la luna más serena del año, símbolo del despertar, de la iluminación. Evidencia de la luminosidad de las las cosas tal y como son a imagen de la luna llena. Relación con la talidad con la asidad de Dogen. 


Pero no estaba satisfecho del todo

6
Como ahora,
miles y miles de años
me gustaría estar contigo
sin importarme la cambiante luna
que juntos comtemplamos.

Teishin

domingo, 11 de marzo de 2012

Teishin y Ryokan II, Poemas intercambiados



 II


3

¿Eres realmente tú
a quien yo vi?

¿Es este goce
que todavía siento
sólo un sueño?

Teishin


4

En este mundo de ensueño
también es un sueñoo
hablar de sueños.

Sueña, continúa soñando
confíada al corazón
de cada momento.

Ryokan


Minuro Shiraisi&Antonio Arana

domingo, 4 de marzo de 2012

Ryokan



El 18 de marzo conmemorábamos el 181 aniversario de la muerte de Ryokan. En el año 2005, junto a Minouru Shiraishi nos embarcamos en la grata tarea de traducirlo. Siete años han pasado desde entonces, como diría el mismo Ryokan, como si fuera un sueño.
En este momento podemos dar por ""acabadas" las traducciones de los Poemas intercambaidos entre Teishin y Ryokan, así como una biografía y antología de sus poemas: Primavera, verano otoño , invierno y primavera en la vida de Ryokan.
Nos es grato comenzar a ofreceros una muestra de los mismos.

Dicen que no sirvo para nada
y esta mañana

cuando iba donde yo quería,
por dónde yo quería,

he hecho un camino
entre los juncos.

(Versión de Antonio Arana)


-Teishin con 29 años, monja zen, encuentra a Ryokan con 69, aquí va a comenzar la "y primavera"" de Ryokan, llega a visitarle es el año 1827,por la relación que Teishin tenía con la esposa de Manousuke, sobrino del mismo, pero Ryokan está ausente. Ella ha oído hablar de la fama que tiene Ryokan de jugar a pelota. Le deja una que ella misma ha hecho con este poema. Poema que va a ser el desencadenante el libro Poemas intecambiados, en el que el eco y la voz, la voz y el eco de sus palabras se van a encadenar creando una sutil red de sugerencias, complicidades, investigación sobre la Vía, todo lo humano que no nos es ajeno.

1.

En un juego sin fin,
gozando de tu práctica,
juegas a pelota
en el mundo del Buda.
Yo también jugaría contigo
en la infinita profundidad
de su ley.

 Teishin

(Minoru Shiraishi y Antonio Arana)

-CUANDO VUELE RYOKAN LE CONTESTARÁ:-

2.

Prueba y juega tú también
uno dos tres cuatro y cinco
y seis siete ocho nueve y diez

Y cuando acabes la cuenta,
¡vuelta a empezar!

Ryokan

(Minoru Shiraishi y Antonio Arana)

Poema en que no podemos menos ver ese encuentro con el orden natural, con el ser tal de las cosas y en que vemos el reflejo de lo vivido por Dogen cuando va a China y tiene su encuentro con el viejo tenzo cuando tras el rtiro de verano (ango) va a visitarle , Dogen se siente muy conmovido al hablar sobre la práctica y la realización de las enseñanzas y al preguntarle:
-¿Cuáles son las enseñanzas?
- Uno, dos, tres, cuatro y cinco (le replicará)
-¿Y qué es la práctica?
-El universo entero nunca la ha ocultado.

Posteriormente Dogen indagaría en las enseñanzas y la  práctica, enormemente agradecido y en deuda con el tenzo. Leyendo a Xuedon Zhoyian descubriría la identidad de ambas enseñanzas y escribiría:

"Las palabras que he conocido hasta ahora eran uno, dos, tres, cuatro y cinco. Las que veo ahora son, seis,siete, ocho , nueve y diez. Si los monjes del pasado y del futuro miran las palabras desde todos sus lados y se esfuerzan de este modo, alcanzarán la meditación pura".






CANTO DE LA DESPOSESIÓN

Sólo la luz
silenciosa,
ni siquiera el hálito.

Ni umbral,
ni casa,
ni vía que hollar.

Desprendido de todo,
desposeído,
plenamente habitado,
sólo nada.

(De hoydepocascosas.blogspot.com)