domingo, 8 de abril de 2012

Ryokan, Desde que abandoné mi hogar...




Desde que abandoné  mi hogar
he dejado mis huellas  en la bruma y en las nubes.
A veces mezcladas con las de los pescadores,
a veces con las de los leñadores,
otras , con las de los niños en sus juegos.

¿Cómo querría estar cerca de  reyes y señores?
¿Para qué parecerme a un santo o a un dios?
¿Para qué estar en el monte Song?

Soy allí  donde estoy.

Jugando apaciblemente,
abandonado al ritmo de cada día,
así es como quiero acabar mi vida.


(Versión, Antonio Arana Soto )

4 comentarios:

  1. Nuevamente gracias por esta joya

    Un abrazo desde el Dharma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Xaro La,
      visito tus haikus..conoces de RYOKAN:

      Levemente embriagado
      el paso ligero,
      brisa de primavera.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Gracias Antonio.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Nada, que no consigo abandonarme al ritmo de cada día. Eso sí: así quiero terminar mi vida.

    Un saludo y gracias por todas las inspiraciones que encuentro por aquí. Abren vías.

    ResponderEliminar