martes, 17 de octubre de 2017

A mis queridos discípulos, poema 80 de Daichi





En el cuestionamiento sobre la motivación de nuestra práctica, recordando la cita del maestro Deshimaru : “Practicar para los otros”; cerramos el encuentro-celebración de los veinte años del dojo de Bayona con el poema que el maestro  Daichi  dedicó a sus queridos discípulos.


A MIS QUERIDOS DISCÍPULOS

No os quedéis en la cima
de la montaña de la soledad.

Remando con una pértiga de bambú
en el agua cenagosa cerca del viejo embarcadero,
el espíritu de compasión  penetra los tres mundos.

Debéis  estar satisfechos de ser
barqueros en el mar del sufrimiento.




No hay comentarios:

Publicar un comentario