miércoles, 8 de marzo de 2017

Recuperar la memoria de las mujeres en la práctica de la Vía






De un tiempo a esta parte, entre algunos practicantes, tanto hombres como mujeres, hay un empeño por recuperar la memoria de las mujeres en la práctica de la Vía, recolocar lo femenino en el Zen.
Buscamos entre los textos antiguos, la huellas de las Matriarcas del zen, grandes Budas, sabias mujeres que han dejado su impronta y a las que nadie ha hecho mucho caso.

Tratamos de recuperar su enseñanza. Buscamos también, en los textos de los Patriarcas, como por ejemplo en el caso de Dogen, su opinión sobre la posibilidad de despertar en un cuerpo de mujer. Descubrimos que, a lo largo de la historia de nuestro linaje, ha habido periodos de auténtica misogamia.

Tratamos de recuperar la enseñanza de esas antiguas sabias y eso está bien pero no es suficiente para equilibrar lo femenino y lo masculino en el zen.

Si una mira a las formas, al estilo de nuestra escuela, de nuestras sanghas, el zen es “masculino” porque ha desarrollado cualidades más “masculinas”: estructura, fortaleza, solidez… Unos buenos pilares, características que todos y todas hemos desarrollado; no sólo los hombres. Quizás ha llegado el momento de desarrollar esas otras cualidades más típicamente “femeninas”: ternura, dulzura, calidez, flexibilidad…

No se trata sólo de hacer una lista de Matriarcas o una de Matriarcas/Patriarcas que no está mal, sino de que la sangha pueda mostrarse en su feminidad; dejar que aflore y poder sorprendernos con el fruto, con el calmante que creativamente surja, para aliviar con compasiva ternura el sufrimiento de nuestra sociedad.

La monja Punna lo expresó de esta forma tan bella:
Después de quince días
llena de sí, la luna resplandece.
Haz lo mismo y sé sabia poco a poco

y con tu propia luz ábrete paso
por la densa ignorancia de la noche
(Therigatha)


Kogen

2 comentarios:

  1. opino que no es sano continuar dialogos y busquedas desde el pensamiento DUAL de "cualidades masculinas o femeninas" las mujeres tienen en su esencia estructura,fortaleza y solidez y los hombres a su vez poseen en su esencia ternura,dulzura,calidez,etc...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar