jueves, 26 de noviembre de 2015

No hay verdadera sabiduría sin compasión, Roland Yuno Rech



Kannon Gyo
 No hay verdadera sabiduría sin compasión

El sutra de Kannon Gyo est un extracto del Sutra del Loto. Kannon es Avalokteshvara en sánscrito, es el Bodhisattva de la Compasión. Su nombre se  tradujo de dos formas dieferentes en chino y en japonés. En el Hannya shingyo es Kanjizai, el que observa la libertad perfecta. Quien realiza dicha libertad a través de la comprensión de ku, la vacuidad que no quiere decir la no-existencia o la nada sino que es sin substancia, que nada existe por sí mismo. Es el despertar de Buda a la total interdependencia de todas las existencias.
Lo que implica que no podemos poseer nada de manera definitiva o aferrarlo por sí mismo. Podemos vivir profundamente dicha interdependencia y así encontrarnos en armonía con el orden cósmico, con el Dharma ; practicar mushotoku, practicar sin avidez, concentrándonos absolutamente en cada acción, dejándonos absorber por la práctica de zazen, por la práctica del samu y así experimentar la liberación respecto al apego a uno mismo, a una idea limitada, estrecha, egoísta de sí mismo, y realizar nuestro verdadero yo que no es una entidad sino una manera de ser en unidad con todos los demás.
Ver eso es kanjizai, la fuente de la sabiduría. Lo que implica inmediatamente sentirse unido a los demás, en empatía con los demás. Cuanto más se es libre de sí mismo, de concepciones que uno se hace de uno mismo, más se puede estar abierto a los demás. Es ahí que Kanjizai pasa a ser Kanzeon, el que ve claramente que la vacuidad de todas sus construcciones mentales se vuelve disponible para escuchar las quejas y los sufrimientos del mundo. Es el sentido de kanzeon : on : los sonidos.
En nuestras relaciones con el mundo, utilizamos dos órganos principales de los sentidos : la vista y el oido. Ver de forma clara es fuente de sabiduría. Se dice siempre « ver la realidad tal cual es ». Pero frecuentemente si desarrollamos sólo y principalmente nuestra capacidad de ver, corremos el riesgo de desarrollar una sabiduría seca ; en ese momento vemos  rápidamente los defectos de los demás, los errores, tenemos tendencia a juzgar, a catalogar las personas. Entonces es mejor cerrar los ojos y abrir las oídos para escuchar la expresión del sufrimiento humano. Es lo que nos muestra Kanzeon-Kannon.
En el Hannya shingyo es Kannon-Kanjizai quien enseña la sabiduría a Sariputra. Es muy importante comprender que es el Bodhisattva de la Compasión quien enseña la sabiduría. Allí reside el por qué el Hannya shingyo es el principal sutra del Mahayana. Es para imprimir profundamente en nuestros espíritus que no hay verdadera sabiduría sin compasión. Debemos desarrollar por igual nuestra capacidad de ver y de escuchar.

Cuando leemos la traducción del Kannon gyo podemos tener una primera impresión de que se trata de invocar la ayuda a alguien, y es verdad que los seres humanos en su sufrimiento necesitan a veces invocar una fuerza superior para ayudarles ; los niños llaman a sus madres, los adultos llaman a Dios, los budistas llaman a Kannon.
Pero Kannon no existe en ningún lado salvo en cada uno de nosotros. Eso significa que debemos hacer viva y efectiva dicha dimensión de la compasión en nosotros mismos. Cada uno debe convertirs en Kannon y desarrollar la capacidad de ayudar a los demás como a sí mismo sin hacer distinción. Y la Sangha es el lugar donde se puede experimentar y desarrollar dicha capacidad.
A veces ciertas personas me preguntan ¿cómo puedo evaluar mi progreso en la Vía ?
Si queréís contestaros vosotros mismos a esa pregunta, preguntaos dónde os situáís en la práctica de la compasión.

Roland Yuno Rech

No hay comentarios:

Publicar un comentario