viernes, 30 de mayo de 2014

Aprehender


Aprendo de mi corazón.
Mi corazón aprende de mis ojos
y mis ojos del monte Hua.
 
Anónimo


3 comentarios:

  1. Encontré este poema que lo tenía extraviado. Lo había usado un amigo pintor Julio Pablo como cierre de su catálogo.

    ResponderEliminar