jueves, 6 de diciembre de 2012

Cincuenta años de Ryokan











Nubes de cambiantes formas
son la fortuna y los honores de este mundo.

Cincuenta años han pasado ya
como si fueran un sueño.

Cae la lluvia ,
en mi ermita de techo de paja,
sin nada que hacer,
me envuelvo en mi kesa
y me acodo apaciblemente en la ventana
viendo pasar el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario