lunes, 27 de febrero de 2012

Wanshi: En la barca solitaria la luna

                                      Agradecidos por la visita y el almendro en flor de Antonio López


LA BARCA SOLITARIA TRANSPORTA LA LUNA

Wanshi dice:

«Abandonad vuestra propia piel y todo el polvo de los sentidos será plenamente purificado»

« Abandonar la propia piel », es abandonar lo que crea separación entre uno mismo y el resto del mundo. Es también, abandonar nuestra vieja piel de la misma forma que las serpientes cuando mudan la suya. De alguna forma, es hacer una nueva piel, desprendiéndonos de todos nuestros viejos condicionamientos mentales que, precisamente, están basados en esta separación entre uno mismo y el resto del mundo. Nuestra mente dualista, que tiene su utilidad cuando se trata de actuar sobre los fenómenos de nuestro entorno (como la vida profesional), se convierte en un verdadero veneno en la práctica de la vía espiritual.
La práctica de zazen transmitida por el Maestro Dogen y que nosotros seguimos a través del Maestro Deshimaru, es una práctica en la que cuerpo, mente, piel, consciencia personal son abandonados en zazen, absorbidos completamente en zazen. Es lo que Dogen llamaba shin jin datsu raku, cuerpo y mente despojados.
Es la esencia de la concentración de zazen, que hace de la práctica misma la verdadera liberación y no una simple técnica enfocada a conseguir el satori. Es lo que permite ser verdaderamente honesto con uno mismo, no traicionar lo que en realidad somos, abandonando todos nuestros pensamientos ilusorios. En otras palabras, es lo que nos dice Wanshi:

« El ojo discierne la luz (la realidad tal cual es). Si aceptáis vuestra propia función (ser tal cual sois), en ese momento, podréis estar realmente satisfechos »

Roland Yuno Rech

1 comentario: