lunes, 13 de junio de 2011

LA ENSEÑANZA ORIGINAL

La enseñanza original de Buda es el Mahayana
Quisiera volver un poco al desarrollo de la filosofía budista desde Shakyamuni Buda, cinco siglos a. c. hasta la aparición del Yogacara con los dos célebres hermanos Asanga y Vasubandhu que se les sitúa en la mitad de los tercero y cuarto d. c. ¿Qué ocurre a nivel de pensamiento budista en ese periodo? Algunas escuelas budistas como la Tendai, consideran que después de su despertar, Shakyamuni trató de explicar su experiencia de la manera más profunda. Habría enseñado tesis, ideas, que encontramos en el sutra de la Guirnalda de flores, el Avatamsaka sutra (considerado hoy en día como parte del tercer ciclo de la enseñanza de Buda y que, paradójicamente, se le coloca al final). Pero al cabo de una semana o algunos días, habría renunciado a enseñarlo, pues se había dado cuenta de que sus interlocutores no le entendían. ¡Traía demasiadas cuestiones! Se habría decidido a enseñar las Cuatro Nobles Verdades y el Óctuple Sendero, y de una manera general, la filosofía de lo que ahora llamamos el “Pequeño Vehículo” o Theravada. Esto significa que no habría sido hasta cinco siglos más tarde que se descubrieran los sutras de la Prajna Paramita y el sutra de la Guirnalda de flores.
Yo creo que, evidentemente, esta historia es un mito. Estoy bastante convencido de que Buda, como él mismo dijo, no escondió nada relativo a su enseñanza durante cuarenta y cinco años. Creo incluso, que las enseñanzas del Mahayana están contenidas en las enseñanzas originales de Buda. Es sólo la manera de estudiar y comprender esas enseñanzas originales, y sobre todo las conclusiones, que han sacado los monjes que estudiaban esas enseñanzas, las que han hecho que la enseñanza original de Shakyamuni, que era el Mahayana, el Gran Vehículo desde el origen, se hayan convertido finalmente en un pequeño vehículo. Se fue convirtiendo cada vez más, en una enseñanza que traicionaba la intención inicial, y por tanto, el despertar inicial de Shakyamuni.
Finalmente creo que, lo que los autores de los sutras de la Prajna Paramita redescubrieron en el principio de la era cristiana, aproximadamente en el tercer siglo, no son sutras que hubieran estado guardados en el fondo de una cueva por los Nagas como dice la leyenda, sino que el sentido profundo ya estaba ahí, en las palabras de Shakyamuni desde el principio. Lo que a mi entender ha cambiado es más la manera de estudiar la enseñanza original, la manera de interpretarla. Creo que no hay nada escondido y pongo como prueba un sutra que se llama Mula-Pariyaya sutra. En francés se ha traducido con el título “La Causa Original”, lo que es una mala traducción , ya que en el budismo, en la enseñanza de Buda no hay causa original. En fin, cuando digo: “No hay causa original,” es una afirmación de la realidad profunda, de la realidad última, una verdad profunda. En la realidad superficial o relativa hay, por supuesto, causas y orígenes. Las cosas aparecen y desaparecen. Hay, al menos, un origen inmediato o próximo. Pero no podemos remontarnos en el tiempo o en la mente para encontrar el origen último.

No hay comentarios:

Publicar un comentario