martes, 8 de febrero de 2011

El Maestro

Mi maestro,

vagabundo del Dharma,

inmóvil danza su danza de vida

en cada gesto cotidiano.

Sus pies, ¿qué pies?,

¿qué maestro?,

calzados con sus leves sandalias

danzan en los fenómenos,

incesante danza, vacía danza

¿Quién podrá atraparlo,

si inmóvil su danza ,

no ocupa lugar

ni tiene tiempo?

7-2-2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario