domingo, 12 de diciembre de 2010

Jornada- Comida día 18. La vía de un ser despierto




La vía de un ser despierto


El kesa y el cuenco son los objetos más importantes para practicar la vía. El cuenco para recibir el alimento, alimentar el cuerpo y el kesa para vestir el cuerpo y poder así practicar zazen. Por ello estos objetos se han convertido en símbolos de la transmisión de Buda y se transmiten durante la ordenación. Así, la vía de Buda se transmite de forma continua de generación en generación. Todos los maestros han transmitido su kesa y su cuenco como certificación del Shobogenzo Ne han myo sin. La esencia de la realización de Buda, el verdadero espíritu del Nirvana.

Dogen dice: “Cuanto mejor comprendamos la significación del cuenco , mejor comprendemos la piel, la carne, los huesos y la médula del Dharma de los patriarcas.” Es decir la totalidad de sus vidas, la esencia de su enseñanza. El cuenco del monje no es sólo un recipiente fabricado en laca, de tierra o metal y un kesa tampoco es sólo un vestido fabricado en lino seda o algodón. Todos estos materiales, dice Dogen, pertenecen al espíritu de discriminación. Pero el verdadero cuenco de monje, el verdadero kesa está más allá del espíritu de discriminación. Representan el espíritu de zazen. La mente que no elige, que está más allá del amor y del rechazo, más allá de todas las opciones hechas por nuestro ego.



Cuando el monje zen recoge el alimento en ofrenda, no elije. Desde el momento en que se ha ofrecido, el alimento es bueno. El aspecto más importante es no hacerse gaki, voraz , ávido, un espíritu hambriento. Recibimos el alimento como un fuse,undon, igual que el tejido para hacer un kesa. Los que preparan la comida, los que ofrecen el tejido, lo hacen para ayudar a la práctica de la vía. Al recibir ese tejido o ese alimento, el monje otorga al que se lo ofrece la ocasión de hacer el más alto don, de recibir el más alto mérito. Así, el cuenco del monje es la ocasión de un intercambio, de una comunión entre el que da y el que recibe.

La forma de tomar el alimento es, igualmente, muy importante. Debemos tomar la comida, especialmente la gen mai, con la misma vigilancia, la misma atención, que cuando practicamos zazen. En el sutra de Vimalakirti se ha dicho: “Cuando un ser está despierto en su acto de comer, todas las cosas están igualmente despiertas.” Cuando estamos concentrados en la acción de comer, es como la práctica de zazen. No hay ninguna dualidad entre uno mismo, la acción, el alimento y los otros que comparten el mismo alimento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario