jueves, 30 de diciembre de 2010

Jesús Ferrero, Valente...Miguel de Molinos...




EL RECOGIMIENTO INTERNO

Cuenta Jesús Ferrero , que como Gil de Biedma se salvó escribiendo, en sus Baladas de las noches bravas,la visita que hace con Beatriz , en el Purgatorio a Valente. (¿Qué buscaba Valente?).

"...adquirió su verdadera dimensión el abismo. Entonces Valente nos empezó a hablar de la Guía Espiritual de Molinos. Inmediatamente después habló de un fenómeno del cuerpo y el espíritu relacionado con el desbordamiento de a angustia y la revelación del vacío..."

Esta resonancia, me lleva por un lado a la reflexión sobre el vacío vacuo, o sobre el vacío fértil.

Por otro lado Valente llega a él atraído por los cantos orientales, en la tarda primavera del 1969 de la mano de su amigo Casey, que en esa interpretación del vacío, acabaría suicidándose, "se encontraba, nos dirá Valente, en el límite extremo de su propia vida, habitada por el vacío o la nada".

Faltaba su posterior reflexión, la de que estos estados también habían encontrado su expresión, una sublime expresión en las culturas de occidente. Expresión que urge retomar en un cuerpo común de nombrar , de balizar las diferentes etapas del camino, con "nuestras" palabras.

Así nos dirá Molinos sobre el recogimiento interno:

"El recogimiento interno es la presencia silente del vacío.
El recogimiento en la presencia con una atención amorosa.
Nuestra intimidad en ella.
Estando, viendo la presencia sin forma, sin especie, modo ni figura,
sin ninguna distinción de perfección o atributo.

Allí estarás con atención y vista sencilla.
Con advertencia ranquila y llena de amor,
resignado y entregado a las manos de la Presencia
para que ella disponga y ordene de ti según su beneplácito.
Sin reflexionar ni siquiera en la misma perfección,
trascendiendo los sentidos en total soledad y total olvido de toda cosa
de esta vida...

Si te vieras en sequedad espiritual y sin rehusarla la abrazaras,
dejando de combatir con el pensamiento,- tras el pensamiento va el corazón-
esto sería de gran provecho para tu corazón".

Cómo no ver en esta raíz las palabras del Maestro Deshimaru cuando nos
habla de abrazar nuestras contradiccione, nuestros demonios
y danzar con ellos.

2 comentarios:

  1. Precioso blog, preciosa entrada, preciosa idea que comparto plenamente la de balizar en nuestro idioma las etapas del camino.

    Un buen saludo y mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ane,
    me alegro que lo comaprtas conmigo.

    Antonio

    ResponderEliminar