Entradas

Mostrando entradas de enero, 2010

Roland Yuno Rech, Sesshin zen

Sesshin zen en Egino (Alava) 5-6-7 de Febrero de 2010 Casa de Oración Aitzur de Egino Información: 948182594, zennavarra@yahoo.es Organizado por la A. Zen de Euskal Herria , miembro de la Asociación Zen Internacional, fundada por el Maestro Taisen Deshimaru FECHA: 5, 6 y 7 de Febrero de 2010 Llegada el jueves 4 de febrero, a las 20,30 horas, para la cena. Salida el domingo 7 después de la comida. LUGAR: “Casa de oración Haitzur” de Egino (Alava) NECESARIO TRAER: Zafu (cojín redondo y alto), kimono o ropa amplia y oscura, saco de dormir, cuenco, servilleta y cubiertos. PRECIO: 85€ miembros de la AZI. 95€ no miembros de la AZI. 125€ habitación individual miembros de la AZI. 135 € habitación individual no miembros de la AZI NOTA: Para una mejor organización de la sesshin avisadnos, al menos, con 10 días de antelación, para saber cuántos somos y si necesitáis que vayamos a recogeros. Teléfonos de

Poema de Dogen

Imagen
POEMA DE DOGEN Voy por este mundo ilusorio parecido a un sueño. Ni siquiera miro las huellas que puedo haber dejado. El canto de un cuco me hace señas para que vuelva a casa. Al oírlo vuelvo la cabeza para ver quién me dice que vuelva. Pero no me preguntéis donde voy. Viajo en este mundo sin límites por donde no sé y cada uno de mis pasos es mi propia casa. Dogen

Dokan del nuevo año

Un nuevo año Una nueva introducion a la practica del zen el sabado 9 a las 10 horas en el dojo (Plaza Monasterios de Navarra, nº 7. Tef. 948182594) Dokan, el circulo de la via que continua. El circulo, dibujado tantas veces y que usamos en el dojo como sello. Dokan pone el acento en la necesidad de que la practica se instale de forma regular en nuestra vida, sean cuales sean las condiciones o circunstancias. Llevar la practica con/en nosotros a pesar de todo, estemos donde estemos, vengamos de donde vengamos, vayamos a donde vayamos. De esta forma , gracias a Dokan, no son las circunstancias las que deciden nuestra practica y podemos hacer de cada paso que demos como decia Dogen, nuestro propio hogar.